Tanatorio San Fernando Cadiz

¿Dónde se encuentra situado? 

El tanatorio San Fernando Cadiz MÉMORA está situado en la calle Hiladores, número 15, en San Fernando. Situado junto a el área comercial BAHIA SUR.

¿Cómo llegar al Tanatorio San Fernando Cadiz?

Desde el centro de San Fernando hasta el Tanatorio se tarda apenas 10 minutos en coche. Si viene de otra localidad, tómela salida 8 de la CA-33 hacia S.Fernando/Bahía Sur

¿Qué servicios ofrece?

El Tanatorio San Fernando Cadiz cuenta con cuatro salas velatorio totalmente equipadas y una sala VIP más amplia. Dispone de una sala multiconfesional donde realizar ceremonias de despedida al fallecido tanto laicos como religiosos; aparcamiento para los familiares, un bar-cafetería para satisfacer las necesidades de los familiares, con posibilidad de catering; una zona de fumadores, una floristería con todo tipo de arreglos florales, un oratorio, una sala de espera y la oficina de contratación.

Se encuentra disponible las 24 horas del día, durante todos los días del año. Para contactar con ellos puede hacerlo a través del número de teléfono 856 218 243  o enviando un correo electrónico a tanatoriosanfernando@memora.es

Todos los tanatorio del Grupo Mémora cuentan con servicios de gestión de trámites y asesoramiento jurídico. El fallecimiento de un familiar es un momento muy complicado, por ello el tanatorio facilita la tramitación de todo el papeleo necesario, como las partidas literales de defunción, el certificado de últimas voluntades, la baja en el libro de familia y el certificado de viudedad.

Cuentan también con un amplio catálogo de urnas y arca artesanales que satisfacen todas las peticiones de los familiares, siempre a un precio muy competitivo. Además, todos sus productos están realizados con barnices de bajo impacto ambiental.

Dispone también de servicios online para buscar las fechas y lugares donde tienen lugar las despedidas; y de un servicio de nota de pésame online para aquellos que no pueden estar presentes en el tanatorio pero sí quieren que sus palabras estén ahí.